martes, 1 de noviembre de 2016

La superficie de la Tierra: el relieve

Islandia

Iniciamos un breve tema en el que vamos a estudiar:
  • Los elementos que caracterizan la superficie de la Tierra: el relieve continental, el relieve costero, el relieve submarino, las aguas continentales (ríos y lagos) y marinas.
  • Cómo ha cambiado la superficie de la Tierra a lo largo de sus muchos millones de años de existencia (y cómo se prevé que sea en el futuro).
  • Las razones de estos cambios, ya sean lentos e imperceptibles (la mayoría: son los movimientos tectónicos) o repentinos y violentos (volcanes y terremotos).

Lo más importante

Estos son los conceptos básicos, que con seguridad ya has estudiado en Primaria. Razón de más para que no falles ni uno:


     UNIDADES DE RELIEVE
Continente
Isla; archipiélago
Monte; cordillera
Meseta; muela
Depresión
Valle; valle fluvial, valle glacial
Llanura

     LAS AGUAS
Océano; mar
Olas; mareas; corrientes marinas
Cuenca hidrográfica
Río o curso fluvial; afluente
Caudal
Curso superior, medio, inferior
Estuario; delta
Lago
Glaciar

     RELIEVE COSTERO
Cabo
Península
Istmo
Golfo
Ría; fiordo
Estrecho
Acantilado; playa

     RELIEVE SUBMARINO
Plataforma continental
Talud continental
Llanura abisal
Dorsal oceánica
Fosa marina


Para saber más
Te incluyo algunos documentos, aunque en esta ocasión con una advertencia importante: alguno de ellos no es muy exacto científicamente hablando. ¿Sabes cuál?

Evolución de la corteza terrestre. A través de numerosos mapas podemos observar los cambios aproximados que han sufrido los océanos y los continentes desde hace más de 600 millones de años. Y también las previsiones para un futuro no tan próximo... Para repasarlos te será útil GonVisor u otra aplicación semejante. Descargar.


El tsunami de marzo de 2011. Observa cómo se extiende este maremoto por todo el océano Pacífico, y con qué rapidez. Puedes abrir el archivo con Mozilla, por ejemplo. Descargar.


Julio Verne: Viaje al centro de la Tierra. Aunque es una novela de aventuras fantásticas (muy amena, por cierto) te proporcionará algunas informaciones interesantes sobre las transformaciones de la corteza terrestre. Puedes descargarla en tres formatos: pdf - epub - mobi.


Los terremotos. Observa este interesante vídeo.


Para complementarlo, puede ser interesante este texto, en el que su autor nos cuenta su experiencia. Lo escribió Andrés Bernáldez en su Historia de los Reyes Católicos, hace unos quinientos años. He actualizado (muy poco: casi no ha hecho falta) el lenguaje:

DEL ESPANTOSO TEMBLOR DE TIERRA.
     En cinco días de Abril del año de 1504 Viernes Santo, entre las nueve a las diez del día, tembló la tierra en España muy espantosamente, y fue el mayor terremoto en esta Andalucía, y fue tan grande espanto que las gentes se caían en el suelo de temor, y estaban como fuera de sentido, y fue de ésta manera. Fue oído un muy grande ruido que iba por el aire, y junto con él, todos los edificios, fortalezas, iglesias y casas se estremecieron y dieron tres o cuatro vaivenes al un cabo y a otro, uno acostándose hacia medio día y otro, enderezándose, y esto pareció en las iglesias, porque estaban a la lengua hacia levante.
     Y el que ésto escribió lo vio así en la Iglesia de los Palacios, y vio estremecer primeramente el Campanario y caer tierra de las paredes, y me levanté de confesar y me asomé a la puerta del Perdón, que no estaba sino dos pasos de ella o tres, la cual está debajo del Campanario, y entonces vi como todo se estremecía, y comenzó de sonar un muy gran ruido por el aire, y la techumbre de la Iglesia comenzó de crujir como si fueran por encima corriendo muchas personas, y entonces volví a la Iglesia hacia el Monumento que estaba en el Altar mayor y vi como la Iglesia se acostó mucho toda a un cabo, y se volvió a enderezar, y la tierra se bulló mucho y se estremeció: y yo así medio acostándome a un cabo y a otro, me fui al Monumento dando voces llamando a Jesucristo y a la Virgen Santa María y los que estaban en la Iglesia algunos se fueron huyendo fuera; otros hicieron como yo, y las mujeres y otros algunos no tuvieron sentidos para se mover; esto es quod vidimus testamur, todo pasó en poco compás de tiempo, en poco mas de cuanto dicen el Salmo de profundis. No cayó en el dicho lugar ningún edificio, ni se agrietó: el agua de los pozos hizo gran ruido que se alzaba hasta arriba y daba gran golpe de vuelta: alguna tierra movida cayó de las techumbres y paredes.
     En la ciudad de Sevilla hobo gran terremoto, y cayeron algunos edificios especialmente en la Iglesia y Monasterio de San Francisco, que cayó un pedazo de la Iglesia, y mató dos o tres mujeres luego, y fueron muchas personas, hombres y mujeres descalabrados, e hizo muy gran daño en la Iglesia, y un gran portillo, y en otras muchas partes de la Ciudad hubo muchos edificios estremecidos y agrietados y caídos, y así mismo en otros muchos lugares de esta Andalucía.
     En la villa de Carmona se sintió este terremoto más que en toda España, porque fue tan terrible y espantoso que parecía que todos los edificios andaban en goznes, y la tierra no tenía asiento, y cayeron tantos edificios de las fortalezas, de las Iglesias y de las casas, que de aquí a cien años no se restaurarán, ni harán, y cosas quedarán en testimonio de ello, mientras la villa durare. Cayó la Iglesia de Santa María de Gracia que es el Monasterio de los frailes de San Isidro, fuera de la villa, y mató dos frailes. En la villa de Carmona, como por cada parte cayeron casas, murieron algunos, y duró allí un gran rato el terremoto, de manera que andaban los hombres y las mujeres por la villa abrazándose unos con otros, aterrorizados, sin sentido, perdido el color, como gente de otra vida, que con el espanto pensaban que era la fin del mundo; y cesado el terremoto, buscaron y enterraron los muertos, y curaron los heridos, y quedó de daño hecho en la villa de valor de más de veinte cuentos de maravedís.
     Y en algunos lugares de cerca de Guadalquivir, desde Alcalá del Rio arriba fue de la manera de Carmona, ansí como en Cantillana, Tocina y Palma, fue en toda Castilla, y en Medina del Campo, por donde estaba el Rey y la Reina, también fue grande espanto. Sintióse también en el África, en las partidas de allende entre los cristianos y entre moros.
     Siguióse después de este gran terremoto y espantoso movimiento de la tierra, muchas fortunas y menguas que sintió España, muchos trabajos y hambres y pestilencias y muertes: y la primera fortuna que sintió España fue la muerte de la Reina Doña Isabel, que murió aquel propio año, adelante, en el mes de Noviembre: la segunda, las innumerables y muchas aguas que llovió en el invierno los meses de Noviembre y Diciembre del año de 1504, que fueron tales las aguas, que no pudieron bien sembrar, y todo lo más de lo sembrado en España se perdió, por muchas aguas, y de aquí comenzaron las hambres, y después las sequías de los años de 1506 y 1507, y el año de la gran pestilencia, el año de 1507, según adelante cada cosa se dirá donde conviene.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada